lunes, 10 de febrero de 2014

La Ley del Aborto de Gallardón sometida a Votación Secreta


Con esta entrada no pretendo argumentar mi postura frente a esta reforma de ley que todos conocemos y sobre la que no tengo ningún problema en mostrar mi total desaprobación. Quizás otro día, en el que tenga más ánimo para discutir el tema, quiera transmitir los cimientos sobre los que se sustenta mi oposición a esta reforma ultra-conservadora,  alienante para la mujer y en todo caso, desfasada para nuestra realidad actual. Una reforma de la ley del aborto que supone un paso hacia atrás enorme en la lucha por el reconocimiento de derechos individuales, sobretodo de las mujeres, y que ha ido sumando un gran número de opositores desde que se dio a conocer. 

Asumo que se trata de un tema conflictivo, puesto que los ideales y la moral con la que muchos han convivido desde pequeño suelen permanecer inmutables, inalterables frente argumentos que apelan a la lógica de las personas como seres humanos y no como seres adoctrinados por cualquier ley o credo, cuya interpretación histórica ha sido capaz de anular el juicio de muchos de sus seguidores. Pero como he dicho, no voy a discutir sobre éste tema, al menos hoy.  



Mi objetivo con esta entrada es el de comentar esta positiva iniciativa que mañana se llevará a cabo en el Congreso de los Diputados. Desconozco si es la primera vez que se realizará una votación de estas características, pero en todo caso quiero reiterar mi total aprobación al método. La Reforma de Ley de nuestro 'queridisimo' Ministro de 'Justicia', Alberto Ruiz Gallardón, será sometida mañana a votación secreta en el Congreso de los Diputados. Una iniciativa perfecta para anular la presión del grupo político al que cada diputado pertenece, llamando al juicio de las personas como seres libres y individuales, gracias a la posibilidad de refugiarse en el anonimato del voto.  Si se analiza éste hecho, la necesidad de votar anónimamente para poder expresar lo que realmente uno piensa, se puede deducir con facilidad en que tipo de país y de sociedad nos estamos convirtiendo. 


Pese a que la noticia invite al optimismo, en creer que es posible obtener algún resultado más ajustado a la opinión popular (aunque para ello primero debería estar el pueblo representado correctamente en el congreso), resulta bastante evidente que existirán directrices por parte de los partidos para dirigir la votación, medio obligando a sus miembros (o sin el medio) a decantarse por una de las tres opciones (Si, No o Nulo).  Aún así, confío en que exista algún rebelde o simplemente íntegro con sus ideales, que decida votar siguiendo sus propias convicciones. Sería curioso obtener un resultado distinto al esperado, con algunos nuevos adeptos del ''No'' a la reforma procedentes del partido que la promueve, el PP.  La petición de votación secreta procede del grupo mayoritario de la oposición, el PSOE, que tras varios años de oposición lamentable (por no recordar lo anteriores), ha conseguido sacar adelante algo que puede resultar potencialmente útil para los ciudadanos, aunque sólo sea mínimamente. La posibilidad de crear confrontación entre los miembros del PP si los resultados no son los esperados es suficiente, mostrar que las dudas y oposiciones a esta reforma también existen entre el propio partido que la intenta llevar a cabo seria un pequeño logro, y al mismo tiempo un resquicio de esperanza. 

De todos modos, la posibilidad de votar de forma secreta me parece muy positiva para futuros debates. Es una opción que se contempla siempre que dos partidos parlamentarios o la quinta parte de los diputados la soliciten, hecho que deja una vez más patente lo hipócritas que son muchos de ellos al no haberla solicitado anteriormente.  En todo caso, no nos hemos de olvidar que realmente los que deberían votar sobre la aprobación de este tipo de reformas somos nosotros, el pueblo, ya que la ineptitud, irresponsabilidad y el baile de intereses de nuestro estamento político debería ser suficiente para anularlos de la toma de decisiones de éste calibre. 

Por último, quiero enlazar un vídeo del programa matinal espejo público en el que se resume cómo  la periodista Susana Griso intentó poner contra las cuerdas al ministro. Quien quiera la entrevista entera la enlazo aquí (parte 2 y parte 3) , yo la recomiendo, ya que en ella se plantean un gran número de dudas y se enumeran una serie de contradicciones presentes en ésta polémica reforma. 


4 comentarios:

  1. Buenas!!
    ¿Sabes que pasa? Que solo ver la cara de ese señor, sin estar embarazada, me produce nauseas.
    Bravo por la actitud de la Griso.
    Besos
    Cita

    ResponderEliminar
  2. jajaj si, es algo que suele pasar. Gracias por comentar Cita!

    ResponderEliminar
  3. Está bien ser optimista pero como apuntas quienes deberíamos votar esta reforma somos los ciudadanos... :-(
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cierto eRRe, eso es lo que está mas claro

      Eliminar